Google+ Followers

MIS COMPAÑEROS DEL CLUB


Parece  mentira que siendo la pesca un deporte que se practica de forma individual, pueda estar aportándome tantas cosas a nivel humano. 
Cuando me apunté a un club de pesca lo hice con la idea de conocer gente que practicara este deporte, charlar, aprender y hacerme de un grupo para ir a pescar de vez en cuando. Esto lo conseguí haciéndome miembro del Club de Pesca Alcosa, para mi el mejor club de Sevilla. 
Desde el primero momento me aceptaron tal cual soy, una mujer pescadora que estaba aprendiendo, tratándome con el mayor de los respetos, sin menospreciar mis ganas y mi corta trayectoria en la pesca. Ya antes de pertenecer al club de forma oficial me apoyaron como si fuera una de ellos en mis primeras competiciones.  
Empecé yendo a las reuniones de los jueves de vez en cuando, porque aunque soy muy echada “pa lante”, se me hacía raro ser la única mujer entre tanto hombre. Sin embargo, poco a poco, la relación con mis compañeros fue fluyendo de forma natural. Me trataron como su igual desde el primer momento y me hicieron hueco entre ellos. Ahora no concibo un jueves sin reunirme con mis compañeros, hablar de pesca, tomarme unas cervecitas y pasarlo bien.  
Voy a intentar hablaros, si no de todos, al menos de una buena representación: 
Antonio Varo, el insigne presidente, que lo da todo por el Club a nivel colectivo y por cada uno de sus socios a nivel individual. Fue mi primer contacto con el Club. Todavía recuerdo como se indignó cuando vimos que la revista la Línea había colgado una foto del equipo que ganamos el campeonato de España en la que faltaba yo.  Les llamó, les escribió no se cuantos emails, les mandó fotos del equipo al completo para que la revista subsanara el error. Lo cierto es que no lo hicieron (han perdido una suscriptora y una lectora jeje), pero da igual, la forma de implicarse y de pelear dice mucho de él.  
Mi compañero Antonio Verdugo. Comparto con él los viajes a los pesqueros y me hace amenos los trayectos con su charla y la buena música que lleva en su iPhone. Este chico es un amor. Está para todo y para todos. Si necesitas cualquier cosa, Antonio es tu hombre, removerá cielo y tierra hasta conseguirlo. Se vuelca con todos sin pedir nada a cambio. Yo me siento muy respaldada por él, me intenta aconsejar siempre de la mejor manera. Es más que un compañero, ya es un amigo.   
Carlos, el pescador elegante.  Para mi, todo un caballero. Serio en cuanto al Club se refiere pero simpático a rabiar. Siempre va hecho un pincel, y es el único que, tras terminar de pescar, siempre está limpio. 
Soriano es el más ocurrente de todos. Es la simpatía personificada. La verdad es que le echo de menos cuando no viene a pescar porque,  aunque se meta conmigo, siempre me hace reír. 
Añón, el cagón, y ahora el Papuna (aceituna en su idioma infantil). Me meto mucho, mucho con él, pero sabe que le tengo mucho cariño. Siempre estamos de pique a ver quien gana los concursos, pero nos llevamos de maravilla. Es el cuñado de Verdugo, y los dos hacen una pareja de béticos pescadores muy peculiar.  
Juanlu , el pescador culto.  Le gusta el cine, la literatura, la historia del arte. ….y seguro que muchas más cosa que desconozco. Da gusto charlar con él, menos por el Facebook, que le da por escribir fatal y a veces no le entiendo jajajaja. 
Paquito Coordero es nuestro  historiador. Es el socio número 3 del club, y no penséis por ello que es mayor, todo lo contrario. Puede contarte cualquier historia del club sin lugar a equivocarse. 
José Luis es nuestro informático. Se hizo miembro del Club más o menos a la vez que yo.  Nos está  introduciendo en la vorágine de internet y trabaja por amor al arte en nuestra web http://pescaenandalucia.com/alcosa. Es encantador y me gusta que siempre caigamos cerquita en los concursos. 
El simpático Romero. A veces cascarrabias, pero por lo general siempre sonriendo. Teme que me vaya del Club, y no se por qué, porque ¿dónde voy a estar mejor que con ellos? 
 
Con esta representación que he elegido creo que os haréis una idea de la buena gente con la que me rodeo. Somos muchos más y ,aunque no voy a hablaros de todos ellos  porque me extendería demasiado, todos y cada uno de los miembros de este Club lo hacen grande.  Es un orgullo formar parte de este círculo de compañeros. Gracias chicos por hacerme sentir una más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario